El camarada KIM JONG UN visita el Palacio del Sol de Kumsusan.

Al saludar el nuevo año con confianza y optimismo después de despedir el año 2021 que fue testigo de las claras victorias grabadas en la historia del país junto con el histórico VIII Congreso del Partido, todo el país rebosa de gran veneración por el Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il, los fundadores y constructores y los eternos líderes de nuestro digno y fuerte Partido y Estado.

Kim Jong Un, secretario general del Partido del Trabajo de Corea (PTC) y presidente de los Asuntos de Estado de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), visitó el 1 de enero, día 111 (2022) del Juche, el Palacio del Sol de Kumsusan.

Le acompañaron Choe Ryong Hae, Jo Yong Won, Kim Tok Hun y Pak Jong Chon, miembros del Presidium del Buró Político del Comité Central del PTC, y miembros del órgano central de dirección del Partido.

Ante las estatuas de Kim Il Sung y Kim Jong Il se colocó una cesta floral del respetado camarada Kim Jong Un.

También se colocaron ante las estatuas cestas florales en nombre del Comité Central del PTC, la Comisión de Asuntos del Estado de la RPDC, el Comité Permanente de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC y el Gabinete de la RPDC.

El respetado Secretario General, junto con los visitantes, rindió un gran homenaje a las estatuas de los grandes líderes.

En los salones donde reposan los grandes líderes, Kim Jong Un les hizo profundas reverencias de Año Nuevo como muestra de su más profunda veneración por ellos, quienes impulsaron victoriosamente la revolución y la construcción dedicando toda su valiosa vida a poner la eterna piedra angular de la próspera Corea socialista y siguen proporcionando al pueblo de todo el país un invencible poder y coraje y bendiciendo su brillante futuro convirtiéndose en el pilar de su fe.

Los miembros del órgano de dirección central del Partido endurecieron su firme promesa de permanecer absolutamente fieles a la idea y la dirección de Kim Jong Un y cumplir con su pesada responsabilidad otorgada por el país y el pueblo y hacer así de este año, en el que se espera una lucha crucial para acelerar el desarrollo general de la construcción socialista, un año de gran acontecimiento revolucionario auspicioso y otro hito en la gran marcha hacia el brillante futuro.