EL PARTIDO DEL TRABAJO DE COREA ES EL PARTIDO DEL GRAN LÍDER, COMPAÑERO KIM IL SUNG.

PTC

Reunión telemática del GEIJ- Madrid, en la que destacamos estos aspectos de esta obra del Dirigente Kim Jong Il:

El sujeto de la revolución lo constituyen las masas populares, desplegó la lucha revolucionaria mediante su movilización, y también para fundar el partido se adentró entre ellas con el fin de colocar sus cimientos desde las instancias inferiores mediante la formación de auténticos comunistas y la constitución de las organizaciones de base.

Partido pudo fundarse oportunamente pese a las complicadas circunstancias después de la liberación, y cumplir con honor, desde ese momento, su misión como estado mayor político destinado a guiar la construcción de una nueva patria.

La construcción económica socialista puede llevarse a feliz término sólo contando con la guía del partido de la clase obrera.

Al concebir la inmortal idea Juche, el gran Líder, compañero Kim Il Sung, les indicó a las masas populares el camino correcto para forjar su destino de manera independiente, y por primera vez en la historia del movimiento comunista, construyó un partido revolucionario de nuevo tipo guiado por la idea Juche, lo cual constituye el más relevante de sus méritos.

El líder es el cerebro supremo, el centro de la unidad y cohesión, mientras el partido es la organización política que lleva a la práctica las ideas y la dirección del líder.

Al aplicar correctamente el principio del centralismo democrático en la construcción y actividades del Partido, el compañero Kim Il Sung implantó de modo firme en su
seno un sistema de dirección única y una disciplina revolucionaria y consciente.

Los miembros del partido se vinculan con el líder mediante sus organizaciones, y por medio de la vida orgánico-ideológica que llevan en ellas acogen la ideología y dirección de este y sienten el aliento del partido.

¡Materialicemos las exigencias del Juche en la ideología, la técnica y la cultura!”.

——————————————————————————————————————–

El PTC como partido da independencia y otorga prioridad a las masas populares, otorgándolas el papel de verdadero sujeto de la revolución.

Bajo la dirección de Kim Il Sung es un ejemplo de partido revolucionario, establecido bajo una sólida fuerza ideológica que unido a una organización bien establecida, le otorga la capacidad de ser la vanguardia de la lucha por la independencia y la autogestión, siempre con el apoyo inestimado de las masas populares.

———————————————————————————————————————–

La historia del PTC está basada en la aplicación de la idea Juche bajo la acertada dirección de Kim Il Sung. La idea Juche está centrada en el hombre, siento éste el que realiza el trabajo necesario para llegar a cabo lo necesario, pero no como objeto individual, ya que forma parte de las masas populares y como tal debe actuar.

El sujeto de la revolución son las masas, el Partido y el Lider pero de forma conjunta, no individual. Solo unidos de forma monolítica logran la suficiente fuerza para poder hacer lo que estimen sin que nadie pueda impedirlo. Todo ello bajo una ideología única como es la idea Juche.

Es importante tener un carácter organizado y cohesionado, lejos del servilismo a grandes potencias y con la suficiente autoconfianza en las propias fuerzas.

El Partido debe moverse en torno al Líder, esto significa su fortaleza y promueve la democracia desde la base.

La independencia de las masas populares no es proceso corto, se debe prepararse siempre y ser consciente que siempre van a estar los enemigos de esta independencia luchando por destruirla, no hay que cejar en el empeño de luchar por ella.

Aún en los peores momentos el Partido siempre trabajo de forma organizada enfocada en construir un país lo mejor posible para el pueblo. El sacrificio del individuo por el bien común constituye un ejemplo a seguir y demuestra la fuerza del socialismo a la manera coreana.

La reunificación de la patria coreana es una tarea importantísima desde siempre para el Líder, el Partido y las masas populares, todos anhelan el momento en que la patria dividida artificialmente por el imperialismo vuelva a estar unida. En esto radica el auténtico patriotismo que nada tiene que ver con el nacionalismo imperialista.

La máxima de considerar al pueblo como el cielo está impregnada en el Partido y el Líder cuyo lema es “Servir al pueblo”.

Una justa relación internacional debe basarse en el respeto a otras naciones pero siempre sin servilismo y tratándolas de igual a igual, y haciendo gala del espíritu internacionalista cunado se pueda y se desee por ambas naciones. Ejemplo claro de esto son las buenas relaciones con países como Cuba, Irán, República del Congo Democrático, etc.

La educación ideológica no debe nunca olvidarse ni dejarse de lado, debe ser constante y acorde con el momento actual, si no se abriría una puerta a elementos contrarrevolucionarios siempre dispuestos a destruir lo ganado por el pueblo coreano basado en su autosuficiencia.


El texto trata sobre los logros a nivel social que ha conseguido Kim Il Sung y el PTC en particular.

Quedaría bastante recalcado la fundamental cohesión social entre el líder y las masas que se ha conseguido en la RPDC para lograr el centralismo democrático.

En el texto se observa fielmente que «el cambio es el motor de la historia«, reflejo de la influencia marxista en la idea Juche, que queda definida como la ideología revolucionaria de clase.

El texto también expresa que el liderazgo no sirve de nada si no se ha fundido el político con el campesinado o las masas trabajadoras, para dirigir bien un país se debe considerar las necesidades de estas clases y por supuesto fundirse con ellas.

El texto transmite, también, valores que ya no quedan en occidente. El trabajo por el bien común, el amor al colectivo… Todo eso se ha perdido a favor del individualismo.