La esencia de la unidad entre el ejército y el pueblo.

El 22 de febrero de 1998, el Dirigente Kim Jong Il, dirigiéndose a algunos comandantes del Ejército Popular de Corea, subrayó la importancia de la unidad entre el ejército y el pueblo.

En aquel momento, las unidades del EPC mostraban más que nunca el rasgo de ayudar al pueblo. También el año anterior, los soldados del EPC fueron a asumir tareas difíciles en las granjas cooperativas socialistas. Cuando una unidad se enteró de que había un retraso en la construcción de un embalse para suministrar agua potable a los habitantes de la zona, acudió y completó el proyecto en un día.

Los oficiales militares pensaron que tenían una buena unidad ejército-pueblo.

Pero el Presidente tenía una idea diferente. Dijo: «Ahora algunos piensan que la unidad ejército-pueblo estaría bien si sólo proporcionan al ejército materiales de ayuda, pero lo que llamamos unidad ejército-pueblo no significa nada de eso«.

Continuó diciendo. «Es importante en la realización de la unidad ejército-pueblo que el ejército ayude al pueblo y este último ayude al primero con toda sinceridad, pero la cuestión es la realización de su unidad en la ideología y el modo de lucha«.

La unidad ejército-pueblo significa que el ejército y el pueblo se convierten en uno. Pero si no son iguales en ideología y forma de trabajo, no puede decirse que sean una entidad integral por mucho que se ayuden y cuiden mutuamente.

Más tarde, la unidad ejército-pueblo de Corea se convirtió en eso en cuanto a ideología y forma de lucha.