Para convertir la idea Juche en una directriz de la época

El Dirigente Kim Jong Il cosechó sempiternas proezas para construir una patria rica y poderosa. Uno de sus méritos es haber preparado las valiosas riquezas ideo-teóricas.

Tempranamente hizo un profundo análisis e investigación sobre cien años de la historia ideológica de la clase obrera y en este proceso estuvo convencido de que la idea revolucionaria del Líder Kim Il Sung, la idea Juche, que da respuestas acertadas a los problemas teóricos y prácticos presentados en la revolución y su construcción, constituye una nueva y original doctrina de la época tanto en sus principios y contenido como en su práctica.

En la III Conferencia de Trabajadores Ideológicos del PTC efectuada en febrero de 63 de la era Juche (1974), esclareció que la idea revolucionaria del Líder es el sistema integral de la ideología, la teoría y el método del Juche y la única doctrina directiva de nuestra época independiente, definiendo su posición histórica. Y la formuló como kimilsungismo y la dio a conocer al mundo.

El 31 de marzo de 1982, publicó la obra “Sobre la idea Juche” y patentizó que la idea Juche es un sistema ideo-teórico integral que constituye principalmente el principio filosófico centrado en el hombre, el principio socio-histórico centrado en las masas populares y los principios directivos para su ejecución.

Por su veracidad, lógica, fuerza de atracción y vitalidad, la idea Juche se divulgó ampliamente produciendo una gran simpatía no solo a los coreanos sino también a otros progresistas del mundo.

Kim Jong Il la desarrolló y enriqueció con nuevos principios y contenidos en correspondencia a las exigencias de la época y la revolución.

Presentó el principio de la concepción revolucionaria del Líder y las teorías relacionadas con el ente social y político, la construcción de una potencia socialista, la política de Songun (prioridad de los asuntos militares), el destacamento principal de la revolución en la época de Songun, la línea principal de la construcción económica, etc.

Bajo las consignas “¡Materialicemos las exigencias del Juche en la ideología, la técnica y la cultura!” y “¡Vivamos a nuestro estilo!” lanzados por el Dirigente, el pueblo coreano aplicó cabalmente la idea Juche en el proceso revolucionario y constructivo. Fortaleció el poderío político, económico y militar del país, desarrolló la cultura nacional socialista, y manifestó plenamente la superioridad del régimen socialista centrado en las masas populares.

La idea Juche concebida por Kim Il Sung y enriquecida por Kim Jong Il, impulsa con gran vitalidad el desarrollo de la época hasta la fecha.

El Secretario General Kim Jong Un formalizó la idea Juche como kimilsungismo-kimjongilismo y la mantiene firmemente como eterna ideología rectora de la República.