Contra la ambición de Japón.

El pueblo surcoreano de diversos ámbitos levanta su voz para condenar la ambición de Japón de apoderarse del islote Dok.

El texto es el siguiente.

El evento del día de Takeshima es un intento estratégico de apoderarse del islote Dok.

El gobierno japonés debe renunciar a su intento de apoderarse de un territorio inviolable de Corea.

Históricamente, el islote Dok es un territorio de la nación coreana reconocido por el derecho internacional.

Es el antepasado de la nación coreana quien descubrió el islote Dok. Los documentos históricos japoneses afirman que el islote Dok no pertenece a Japón.

El gobierno japonés debe renunciar a su absurda reivindicación sobre el islote y afrontar la historia con sinceridad.

El dominio de Japón sobre el islote Dok es fruto de su crimen pasado y una expresión de su reinvasión.

Es difícil reprimir el acto criminal de Japón. Nosotros, los estudiantes, tomaremos la delantera en la lucha antijaponesa con una indignación nacional creciente.