Intolerable plan de reinvasión.

Hoy en día, el pueblo surcoreano desata su ira contra Japón al revelarse que Japón ha planeado y hecho preparativos para enviar su Fuerza de Autodefensa a la Península de Corea en caso de contingencia desde la década de 1960.

Apenas puedo reprimir mi asombro, Japón se está convirtiendo en una potencia militar, lejos de reflexionar sobre su infeliz pasado y no se permite que las Fuerzas de Autodefensa japonesas pongan un pie en la Península Coreana, dijo un miembro de una organización antijaponesa en Gwangju.

Es sorprendente que Japón haya planeado en secreto el envío de la Fuerza de Autodefensa a la Península de Corea con EE.UU. y que EE.UU. y Japón no sean aliados sino agresores y enemigos, dijo emocionado un residente en la provincia de Cheju.

El Gabinete de Kishida ha pretendido mantener su política de defensa total y no debemos tolerar el intento de Japón de ser un gigante militar y la expansión en el extranjero, señalaron los expertos en asuntos japoneses.