Portavoz del MINREX condena la «resolución de DDHH» anti-RPDC

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC publicó el día 3 una declaración que sigue:

Quedó aprobada de manera forzada la llamada «resolución de Derechos Humanos» contra la RPDC en la 49ª reunión del Consejo de DDHH de la ONU, celebrada el día primero.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC condena categóricamente y rechaza totalmente la «resolución de DDHH«, producto de la ilegal y cruel política hostil de EE.UU. contra la RPDC, estigmatizándola como grave violación de la soberanía y provocación política contra nuestro Estado.

Como reconoce la imparcial sociedad internacional, la «resolución de DDHH» anti-RPDC, que plantean cada año EE.UU. y los países occidentales, no tiene nada que ver con los genuinos derechos humanos ni pasa de ser un medio hostil, más politizado para manchar la dignidad de la muy digna RPDC y suprimir los derechos auténticos e intereses del pueblo coreano.

En la RPDC donde se implementa la política de primacía de las masas populares en las actividades del Estado y toda la vida social, los derechos e intereses de ellas se garantizan preferente y absolutamente y estas ejercen los DDHH más genuinos que convienen totalmente a sus ideales y demandas.

Se arrogan ridículamente el papel de «juez de DDHH» EE.UU. y los países occidentales donde campean los males sociales de toda índole y la violación institucional de DDHH tales como la discriminación racial, la xenofobia, la violencia contra la mujer, la violación de derechos de la infancia, la violencia policial, los crímenes vinculados con armas de fuego, hecho que significa el clímax de engaño, hipocresía, cinismo y pauta de doble rasero.

Expresamos seria preocupación de que el Consejo de DDHH de la ONU se vaya convirtiendo en un instrumento para el cumplimiento de las injustas metas políticas de EE.UU. y los países occidentales, olvidando su misión natural de rechazar la politización, la selectividad y la pauta de doble rasero en el tema de DDHH y contribuir al fomento de defensa de los DDHH en escala mundial a través del diálogo y la cooperación y en el principio de imparcialidad y objetividad.

La sociedad internacional deberá redoblar la vigilancia sobre la grave tendencia de que el asunto de DDHH es abusado como pretexto y conductor de la violación de soberanía, intervención en asuntos internos, invasión armada y el derrocamiento del régimen acorde al malsano objetivo político de EE.UU. y los países occidentales, así como rechazarla y repudiarla tajantemente.

Los DDHH son precisamente la soberanía nacional.

Sin tolerar ni un comino los actos hostiles de EE.UU. y sus satélites, la RPDC hará todo lo posible por defender el régimen socialista, apreciado como su vida por el pueblo coreano, y los derechos genuinos de este.