Para preparar la base de la economía independiente

Es bien conocido el hecho de que después de la Segunda Guerra Mundial los países liberados del yugo colonial recurrieron a la “ayuda” de los más grandes y desarrollados o a la imitación de su economía.

No obstante, el Presidente Kim Il Sung presentó el lineamiento de la economía nacional independiente desde el inicio de la construcción del país y dirigió sabiamente la lucha por su materialización.

Una vez liberado el país de la ocupación militar del imperialismo japonés (15 de agosto de 1945), contaba con la economía atrasada en su conjunto y, para colmo, destruida por los invasores que se huían a su país. El Presidente exhortó a todo el pueblo a recuperar la industria con su propia fuerza y levantó un nuevo país. Y orientó a construir la economía nacional independiente después de la Guerra de Liberación de la Patria (1950-1953) que redujo todo a cenizas.

En aquel tiempo mantenía dos principios para cumplir la tarea importante de la construcción de la economía nacional: uno era que si recurriera a la ayuda de otros, jamás evitaría el destino de “esclavo”, razón por la cual debía desarrollar la economía por propia cuenta; otro era que debía poseer una poderosa fuerza material-económica capaz de resistir la presión y sanciones de las fuerzas hegemónicas, ya que decidió vivir de manera independiente.

El Presidente presentó el lineamiento fundamental de la construcción económica, consistente en asegurar preferentemente el desarrollo de la industria pesada, y al mismo tiempo, desarrollar la industria ligera y la agricultura.

Las fuerzas hostiles obstaculizaban la construcción económica de la RPDC aferrándose a la ofensiva político-militar y aviesas sanciones y bloqueo económicos, mientras las grandes potencias trataban de sujetarla a la CAME vociferando la “división internacional del trabajo del carácter socialista” e incluso no le enviaron materiales de acero, máquinas y equipos ya contratados.

En tal circunstancia, el Presidente exhortó a todo el pueblo a superar dificultades con el espíritu de apoyarse en la propia fuerza. En acato a su llamamiento, el pueblo realizó la industrialización socialista durante 14 años y desarrolló la economía rural.

Estos éxitos loables comprueban que la economía independiente de la RPDC se construyó según el proyecto e intención del Presidente Kim Il Sung, de acuerdo con la demanda de la revolución y la voluntad del pueblo, y con la propia fuerza y técnica.

En una ocasión el Presidente recordó con profunda emoción aquellos días, diciendo: Si nos hubiéramos sustentado de la ayuda de otros países sin construir la economía nacional independiente, no habríamos efectuado la industrialización y nuestro pueblo habría mendigado a ellos.

Los contenidos importantes del lineamiento de la construcción de la economía independiente son la ampliación de la estructura económica multilateral, la preparación de sólidos bases de materia prima, la dotación de todas las ramas económicas basada en técnicas modernas y la formación de técnicos nacionales.

Corea tiene un sólido cimiento de la economía independiente.

Varios sectores económicos como la industria metalúrgica, la mecánica, la química, la de materiales de construcción, la ligera y la agricultura están basados en la tecnología y recursos nacionales, y se alcanzan el alto nivel de modernización, informatización y rigurosidad científica de la economía.

La base de la economía independiente asentada por el Presidente da una gran ayuda a la RPDC en lograr el desarrollo integral de la construcción socialista, superando múltiples retos y dificultades con su propia fuerza.