Un luchador que logró su sueño

Cada deportista tiene el sueño de ser el campeón. Pero este no se realiza por sí mismo sino depende del esfuerzo que dedica”, dijo Yang Kyong Il, Deportista del Pueblo, que trabaja en el Ministerio de Deportes.

Yang, que nació en una familia obrera en Pyongyang, tenía una gran afición al deporte y cuando cumplía 10 años de edad practicó la lucha en la Escuela Deportiva de Jóvenes y Niños del Municipio de Sosong.

Con la decisión de honrar a la patria con medallas de oro dedicó toda su inteligencia y pasión y se esforzó tesoneramente en el entrenamiento para asimilarse a las técnicas especiales.

Sobresalió en las divisiones de 32kg, 42kg y 46kg de lucha libre en la Competencia Nacional de Escuelas de Jóvenes y Niños.

Desde el año 2003 se desempeñaba como luchador de un conjunto deportivo profesional, mientras demostró plenamente su capacidad en los torneos nacionales.

Los especialistas y aficionados previeron que asombraría al mundo.

Yang Kyong Il participó en el campeonato mundial de lucha efectuado en octubre de 2009 en Dinamarca, ocasión en que demostró plenamente su destreza especial, acaparrando la atención de los jueces y espectadores.

Derrotó con la diferencia abrumadora de notas a los luchadores procedentes de Mongolia, Inglaterra y Kazajstán en las eliminatorias y al bielorruso en la semifinal. En la final venció con la anotación de 2:1 al turco que se jactaba de su supremacía en la división de 55kg de lucha libre, y llegó a conquistar el campeonato mundial.

Y ganó medalla de oro en el Campeonato Mundial de Lucha celebrado en 2014, convirtiéndose en bicampeón mundial.