Rodong Sinmun exhorta a avanzar hacia nueva victoria sin relajar el ímpetu de abril

Los recientes actos festivos de abril dieron a conocer a todo el mundo la fuente de poderío invencible de nuestro Estado digno y poderoso, que sale siempre victorioso, y el futuro prometedor del socialismo al estilo coreano.

Igualmente, fueron un gran festival político que manifestó patentemente la fuerza de unidad monolítica del Partido del Trabajo de Corea y las filas revolucionarias en torno al estimado compañero Kim Jong Un y el inagotable poderío nacional de la Corea del Juche.

Así señala el diario Rodong Sinmun en su editorial difundido este sábado y prosigue:

Para celebrar significativamente el 15 de abril como fiesta más jubilosa de la nación, se realizaron diversos festejos, entre ellos, el acto central y la manifestación multitudinaria de pyongyaneses por el 110º nacimiento del Presidente Kim Il Sung, fundador de la Corea socialista y eterno Sol del pueblo, el XXXII Festival Artístico de Amistad Abril en Primavera y el VII Festival Artístico del Pueblo Abril en Primavera.

En particular, el desafile militar efectuado con solemnidad con motivo del 90º aniversario de la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea, inculcó en los habitantes la dignidad, honor y orgullo del pueblo de potencia.

A través de los actos arriba referidos, se ha comprobado que nadie puede frenar a la Corea socialista del Juche, que avanza con la unidad monolítica entre el líder y el pueblo, y ninguna fuerza invasora se atreve a atacar a la RPDC que cuenta con las fuerzas armadas revolucionarias poderosas en lo ideo-político y en lo técnico y militar.

En este mes significativo, se puso de relieve el carácter autóctono y popular del Partido y el Estado.

La avenida Songhwa se erigió como cuna del pueblo preparada acorde al largo deseo del PTC y símbolo material de la nueva era de desarrollo integral que se abre con grandes creaciones y cambios.

Además, el reparto residencial con terraza en la zona ribereña del río Pothong, nuevo paisaje de Pyongyang, fue inaugurado como creación que demuestra de manera coherente el ideal del Partido de dar primacía a las masas populares y el aspecto de desarrollo vertiginoso de la arquitectura tipo Juche.

Gracias al Secretario General del Partido del Trabajo de Corea, Kim Jong Un, triunfaremos sin falta y será eterno el potencial de nuestro Estado. Esta verdad se ha conservado en lo profundo de corazón de todo el pueblo coreano.

Todos deben incorporarse a la marcha general del pueblo hacia la nueva y gran victoria del socialismo al estilo coreano, sin relajar el ímpetu con que han coronado este mes con victorias y glorias.