Derechos infantiles asegurados por las leyes.

Los niños tienen el derecho a recibir protecciones y ayudas especiales en cualquier país, y esto es un asunto de suma importancia relacionado con el desarrollo del país y de la nación y con el futuro de la humanidad.

Con el hecho de que llega a 196 el número de los países que firmaron la Convención sobre los Derechos de Niños de la ONU entre las convenciones relacionadas con los derechos humanos, nosotros podemos saber bien cuán elevada es la atención global sobre la protección de los derechos infantiles.

Pero según lo anunciado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, los crímenes relacionados con los niños durante los últimos 10 años llegan a 170 mil casos, y cada año más de 22 millones de niños sufren de todo tipo de enfermedades como pulmonía, y los niños que no reciben educación preescolar por causa de la pobreza llegan a más de 175 millones.

En los países capitalistas que cacarean a menudo sobre el “aseguramiento de DD.HH.” muchos niños son tratados como mercancías por causa del tráfico de seres humanos y el trabajo forzado, y hasta los derechos básicos que deberían ser garantizados debidamente son violados despiadadamente.

Pero en nuestro país todos los niños están ejerciendo derechos iguales a plenitud sin distinción de sexo, la posición de los padres o de los protectores, la posesión de bienes o defectos físicos bajo el principio de “¡Todo lo mejor para los niños!”.

Gracias a las leyes y reglamentos relacionados con los infantes como la Ley de Protección y Promoción de los Derechos de los Infantes, la Ley sobre la Crianza y Educación de los Niños se aseguran con prioridad los derechos e intereses de los niños y hace poco, con la adopción nueva de la Ley de Crianza de Niños de la República Popular Democrática de Corea fueron fijadas legalmente las políticas de crianza de niños del país.

Nuestro país consolida y desarrolla aún más el sistema de educación gratuita obligatoria general de 12 años y el más superior sistema de la salud pública socialista y forma a los niños sanamente en lo espiritual y moral y en lo físico y de esta forma asegura cabalmente los derechos de los niños en los sectores de educación y salud pública.

Por eso, la prensa de un país africano, diciendo que la RPDC, que combinó la educación y salud pública para el crecimiento espiritual y físico y desarrollo de los niños y lo transformó en política materializándolo, es un país donde los derechos de los infantes son asegurados en un alto nivel, transmitió que tal país es únicamente la RPDC en el mundo.

El futuro de nuestra República, donde bajo la atención de máxima importancia del Estado se garantizan con seguridad legalmente las políticas sociales para el aseguramiento de los derechos de los niños, será siempre brillante y luminoso.