EE.UU. y Occidente no pueden frenar el desarrollo democrático de Hong Kong.

Recientemente, fue efectuado el sexto sufragio del administrador de la Región Administrativa Especial de Hong Kong.

Los distintos medios de prensa chinos evaluaron unánimemente como sigue.

Con motivo del reciente sufragio, Hong Kong demostró la superioridad y el carácter avanzado del nuevo sistema de elecciones y dio un nuevo paso hacia el desarrollo democrático que se concuerda con su propia realidad.

Pero algunos políticos de EE.UU. y de Occidente intervinieron abiertamente en los asuntos internos de China diciendo que el sufragio contraviene al “principio democrático” y que expresan una “grave preocupación”.

El portavoz de la Oficina de Trabajo Hong Kong-Macao del Consejo de Estado de China expresó que el reciente sufragio constituye una práctica exitosa en la cual Hong Kong desarrolló un sistema democrático que concuerda con su propia realidad y reveló como sigue.

Un puñado de políticos de EE.UU. y de Occidente criticaron sobre la democracia, libertad y el asunto de derechos humanos de Hong Kong para realizar el objetivo de desordenar a Hong Kong y contener a China.

El portavoz del Ministerio de Asunto Exteriores expresó como sigue.

No importa qué tipo de sistema de sufragio aplique Hong Kong o qué tipo de camino del desarrollo democrático busque, todos estos asuntos son asuntos internos de China y ninguna fuerza extranjera tiene el derecho a intervenir aquí.

A continuación, el portavoz subrayó que es inflexible la decisión del gobierno chino de realizar de manera completa y correcta la orientación de “Un País, Dos Sistemas” y desarrollar una democracia superior que concuerda con la realidad de Hong Kong.

Es imposible que los políticos de EE.UU. y Occidente, que han venido cuestionando y criticando cada una de las políticas y medidas tomadas por el Partido y gobierno de China para la estabilidad y el desarrollo de largo plazo de Hong Kong, digan algo correcto sobre el reciente sufragio del administrador de la Región Administrativa Especial de Hong Kong.

Si observamos el hecho de que los políticos de EE.UU. y Occidente calumniaron y difamaron nuevamente con malignidad el sufragio, pese a que este fue ejecutado de forma legítima, imparcial y transparente, parece que ellos están muy impacientes por no poder reproducir la situación crítica de la ilegal violencia de 2019 en que obraban los actos criminales como la violencia, incendio y destrucción, etc., considerándola como una manifestación de la “libertad”, “democracia” y “defensa de derechos humanos”.

Tal como han revelado las prensas chinas como “Global Times”, en el trasfondo de los problemas ocurridos recientemente en Hong Kong siempre estaban reflejadas las sombras de las fuerzas anti-china de EE.UU. y Occidente y, todavía ellos no abandonan el prejuicio arraigado con respecto al problema de Hong Kong y la malsana intención de perjudicar el desarrollo y la estabilidad de China.

EE.UU. y el Occidente se entregan a la violación de la soberanía e intervención en los asuntos internos sobre otro país bajo el vistoso rótulo de la “defensa de la libertad y democracia” y “aseguramiento de derechos humanos” y estas constituyen el vicio inveterado de EE.UU. y Occidente.

Nosotros rechazamos firmemente las viles maniobras de EE.UU. y del Occidente que pretenden detener el camino del verdadero y democrático desarrollo de Hong Kong y apoyamos de modo activo la voluntad y los esfuerzos del Partido, gobierno y pueblo de China por defender y materializar la orientación de «Un País, Dos Sistemas» y lograr la estabilidad y desarrollo duraderos de Hong Kong.