En defensa de la risa de los niños

En noviembre del 104 de la era Juche (2015) el Secretario General Kim Jong Un visitó la Fábrica de Alimentos para Niños de Pyongyang.

Luego de recorrer las recién acondicionadas salas de la educación con datos históricos de la revolución y de la presentación del historial, apreció que las habían acondicionado bien de modo que pudieran transmitir eternamente las solicitudes del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il quienes prodigaban gran amor como padres de todos los niños del país, y recomendó que los funcionarios y empleados de la Fábrica debían hacer realidad el anhelo de los grandes Líderes con mayores éxitos productivos.

Lo que hacemos la revolución superando dificultades, dijo y continuó- es para los niños que representan el futuro de la patria. Si escucho la risa de ellos se me brota el optimismo sobre el brillante porvenir, aunque hoy sufrimos la dificultad. Los funcionarios y empleados de la Fábrica, siempre conscientes de que la normalización de la producción es la vía de defender la risa de los niños, deben mantenerla en alto nivel.