Revocación inmediata de la política de confrontación.

Los surcoreanos manifiestan su descontento por la política pro-sicopática y hostil del régimen de Yoon Suk-yeol hacia la RPDC.

El gobierno de Yoon deteriora la situación en la península coreana al seguir la política de diplomacia y seguridad centrada en EE.UU., es difícil predecir la mejora de los lazos intercoreanos, ya que el régimen de Yoon está comprometido con la política hostil de EE.UU. hacia Corea del Norte, expresó Lee, un experto en diplomacia y asuntos de seguridad en Seúl.

Yoon, que nombró a personas con altos cargos en puestos de su gobierno, va a recuperar las desgastadas afirmaciones de Lee Myung-bak «747 compromisos» y «desnuclearización, apertura y 3 000US$«, por culpa de Yoon, al ser ignorante de dónde está parado, los surcoreanos viven en la ansiedad, deploró Park, profesor de una universidad de Gwangju.

Es irreflexivo que el gobierno de Yoon, sin derecho a decidir, haya lanzado invectivas que han provocado la reacción y la respuesta de Corea del Norte. La tensión militar y el deterioro de la situación no harían más que augurar una guerra, expresó Kim, doctor en ciencias políticas de Incheon, muy preocupado.

Es ridículo que el Ministerio de Unificación plantee su discurso sobre «principios» y «practicidad«, su política de confrontación debe ser retirada sin pérdida de tiempo, subrayó Gho, miembro de una organización cívica.