Con la bandera de la independencia antiimperialista, la amistad y la solidaridad

El Movimiento de los No Alineados que ha luchado enérgicamente contra la subyugación, desigualdad, intervención y agresión de toda índole hoy en día se ha fortalecido y desarrollado como las fuerzas poderosas que aspiran a la verdadera justicia internacional demostrando vívidamente su existencia y poderío. Sigue leyendo

¿Dónde está el futuro?

Ha terminado hace bien poco el año 2021 en el cual la trágica crisis de salud pública  arrasó todo el planeta y a una crisis económica amenazó al mundo.

En verdad, ¿qué es lo que vio y sintió la humanidad en este año en que tuvo que sufrir dificultades y apuros sin precedentes?

Nosotros queremos encontrar la respuesta a esta cuestión en los aspectos de los cientos de millones de niños del mundo que están condensados con la alegría, tristeza, júbilo y amargura de las personas.

Recientemente, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia anunció que se estima que el número total de los niños en situación de pobreza a escala mundial llega a 1,100 millones y el número de niños menores a 5 años de edad en estado de extrema pobreza y malnutrición llega a 149 millones.

Además de esto, según los datos publicados por una institución de investigación infantil de un país, el número de niños muertos menores a 5 años de edad a escala mundial en este año por causa de la sequía y el cambio climático llegaron a nada menos que 260 mil.

Las desgracias y penas que sufren los niños no están solamente limitadas al hambre y la pobreza.

El número de niños que son forzados al trabajo a escala global llega a 160 millones, y todo tipo de crímenes eróticos de niños, crímenes violentos y el contrabando de niños se propagan explosivamente. ¿De verdad que todo esto es una consecuencia acarreada solamente por el empobrecimiento económico causado por la pandemia maligna?

La peor prueba comprueba todo, y ahora, todo el mundo subió sobre esta rigurosa mesa de prueba y desveló sin omisión alguna su verdadero aspecto.

La dolorosa escena trágica de los numerosos niños del mundo es un producto inevitable del sistema capitalista que tiene como su base ideal el individualismo que hace que las personas vivan solo para sí mismas, sin importarle la muerte de otros y el hambre de los niños.

En la sociedad capitalista, donde nada más que el dinero es el único método de supervivencia, y no la conciencia, la moral, y el sentimiento humano, las personas habrán sentido profundamente una vez más este año que los niños no pueden menos de marchitarse al ser aplastados por todo tipo de males sociales al margen de la atención y protección del Estado y la sociedad, para no hablar del amor de los padres verdaderos.

Como hoy día presencia el mundo, la sociedad que logra continuamente la estabilidad y prosperidad del Estado y pueblo pese a las pruebas y calamidades inauditas es justamente la sociedad socialista.

Esto no es el beneficio que la abundancia de los recursos naturales ha ofrecido, ni mucho menos la casualidad que el cielo ha creado.

En la RPDC se aseguran de modo gratuito, con la máxima prioridad y en el máximo nivel todas las cosas necesarias para los niños gracias al firme y noble propósito del estimado camarada Kim Jong Un de dedicar tanto más cariño a los niños cuanto más se multipliquen las dificultades y avanzar y desarrollarse con la fuerza de ese amor.

Todo el pueblo se alegra por la imagen de los niños que toman los productos lácteos y juegan contentos y los hijos de los trabajadores ordinarios participan en el banquete con el Líder. Ante esta realidad que parece un sueño las decisiones de lealtad de entregar todo el espíritu y alma por el grato sistema socialista rellenan el tiempo y espacio de la vida. Justamente esta es la fuerza irreversible que nos posibilita superar las tempestades de la historia y avanzar vigorosamente.

Justamente la palabra de que nuestros niños son reyes del país y crecen sin envidiar nada en el mundo no es un sensible lenguaje poético, sino la sinceridad que nuestro pueblo lo experimenta cada día y cada momento y expresa por sí mismo.

La voluntad del pueblo es la voluntad del cielo. No hay nada verdadero que la voz del pueblo y el sistema socialista de nuestro país es el verdadero mundo del pueblo que el ardiente sentimiento del pueblo exaltado por el afecto y amor enaltece esmeradamente y no el dinero.

El año 2021, que hizo diferentes definiciones sobre la justeza y vitalidad de cada Estado y sistema social, fue un año impactante en que la humanidad ha presenciado y experimentado en realidad quién tiene el verdadero futuro.