Pesadilla de Estados Unidos de América

Los estadounidenses no se duermen a pierna suelta

Los altos burócratas y especialistas en la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea) estadounidenses sienten extremada inquietud y temor causados por los artefactos nucleares aminorados, de alta precisión y diversificados del país asiático que arrasarían, nadie sabe cuándo, su territorio. Es que se alucinan como si en el caso de que estalle una nueva guerra entre su país y la RPD de Corea, como efecto de las ojivas nucleares hechas en este último país llegadas en abrir y cerrar de ojos, la Casa Blanca, las urbes con gasoductos, los bienes inmuebles por valor de muchos millones y los medios estratégicos sumergirían en el acto en el mar de fuego y el territorio se quedaría devastado, retornaría al estado primitivo.

Sigue leyendo